Un fin de semana por Algeciras, Gibraltar y Tárifa

Desconectar en un fin de semana en Tarifa

Lo bueno de tener muchos primos y una gran familia es que cada dos por tres tenemos algo que celebrar. Este fin de semana uno de mis primos de Algeciras se casaba y con la escusa nos fuimos todos a Algeciras. Ya que tenía que pagar el billete de avión y el alquiler del coche (Algeciras está a dos horas en coche del aeropuerto de Málaga) decidí coger fiesta el Lunes y poder visitar un poco mejor la zona. Ahora os cuento porque es un plan bastante chulo y os lo aconsejo.

El Viernes a las 7 Cogí un avión desde Barcelona en dirección a Málaga, salimos puntuales y llegamos más aún. Vueling me encanta :D Allí habíamos reservado un coche así que fuimos y lo recogimos. Nos esperaban una hora y media de camino a Algeciras. Como era tarde, nada más y nada menos que las 11 de la noche, nos fuimos a cenar unas tapitas por el casco antiguo de Algeciras. Algeciras no es que sea una ciudad muy bonita, pero la zona vieja tiene un poco de encanto. Os recomiendo pasear por la calle Sevilla y tomar algo por las terrazitas.

Al día siguiente tuvimos la boda en Sotogrande, así que turismo nada de nada. Bueno tuve suerte de poder ver un poco de Sotogrande desde el autobús, pero poco más así que pasaré directamente al domingo.

El domingo por la mañana fuimos a desayunar por el casco antiguo y a pasear por el parque Maria Cristina, poco rato, a las 12 ya estábamos camino a Gibraltar. Pese a lo que me habían dicho a mi Gibraltar me ha gustado, es tan distinto que hace gracia que estés a 2 metros de España. Cruzamos la frontera en coche y sin muchos problemas. Como llevamos coche aprovechamos para ver la ciudad desde dentro del coche, nos perdimos y no se como acabamos dando la vuelta a todo el peñón, algo que es entretenido por las vistas tan concretas. Después de dar la vuelta, sobre la 1, decidimos subir a la torre en teleférico, es un poco caro (unos 30 y pico euros) pero si se va se tiene que hacer. No vale ir a Gibraltar y no subir al peñón que es lo mejor. Así que subimos hasta la punta de arriba, sólo salir de la cabina ya nos topamos con los monos. ¡Ojo con ellos! Parece mentira pero son de lo más mangones que hay, si te olvidas te quedas sin bolso. Desde el mirador de Gibraltar pudimos ver unas vistas espectaculares y hacer muchas fotos, luego dimos una paseito por la cima del peñón para ver antiguos puestos de observación,etc. Con 3 horas tuvimos más que suficiente para ver Gibraltar, así que después nos fuimos con el coche hacía Tarifa donde íbamos a acabar de pasar el domingo y a disfrutar el Lunes. Nos alojamos en un hotel delante de la playa de Valdevaqueros. No es una playa especialmente bonita ni agradable, con echar un ojo 15 minutos es más que suficiente. La playa está invadida por los kitesurf, es interesante ver como lo hacen y el ambientillo que hay, pero con el viento no es una playa en la que pasar el rato.

En Tarifa paseamos por la playa, vimos la isla de las palomas, y paseamos por el casco antiguo descubriendo rincones y miradores de lo más bonitos. Todo evidentemente con vistas a África. Yo pensaba que se dibujaría la silueta de las montañas, pero me sorprendió ver que se podía distinguir hasta los muelles del puerto de Tanger. Cenamos por el casco antiguo, hay un montón de bares con terracitas en los que se está estupendamente. Evidentemente para los de Barcelona nos pareció todo baratísimo. Veníamos muy cansados de la boda y nos fuimos a dormir prontito, pero salir de fiesta por la zona también creo que promete.

El Lunes amanecimos en Copacabana y nos fuimos directitos a la playa de Bolonia, yo tenía muchas ganas de ver las dunas y realmente os aconsejo que las subáis hasta arriba. Las vistas son preciosas y puedes sacar alguna foto divertida. Parece que estés en medio del desierto. La playa de Bolonia también tiene mucho viento pero es muy bonita para pasear ya que apenas hay surfistas, también ya que vais hasta allí os aconsejo que visitéis las ruinas romanas de Baelo Claudio. Nosotros no pudimos ya que los Lunes estaban cerradas, pero por fuera se veían enormes y muy interesantes. Después de 4 horitas por la playa ya estábamos cansados, el vientecito que corre por ahí cansa un montón, y fuimos a comer a un chiringo que nos habían recomendado en punta paloma. Se llama ‘el Mirlo’ y pese a que es difícil acceder (depende del viento casi habéis de cruzar las dunas… ) y está alejado de la carretera principal vale la pena ir. Comí el mejor pescado de mi vida, el pescado lo pesca la familia y es fresquísimo. Se deshacía en la boca como si de azúcar se tratase. Nos trataron muy bien, comimos mejor aún y las vistas son inmejorables como podéis ver en la foto de abajo y además es barato.

Después de semejante comilona nos encaminamos hacia el aeropuerto de Málaga con tiempo de antelación, teníamos miedo de pillar caravana y como que son 2 horas de coche nunca está de mal prevenir. LLegamos con tiempo suficiente para aprovisionarnos de toblerones, skittles y el clásico cábala del News&Books y en un plis ya estábamos en Barcelona.

El viaje exprés a Tarifa todo un éxito. Se lo recomiendo a todos los que quieran desconectar ya que por un módico precio tienes un ambiente y unas vistas inmejorables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>